48.121

Hay veces que como padre recibes un zasca en toda la cara sin darte cuenta. Y eso es precisamente lo bueno del intercambio, darte cuenta de que por muy guay que te creas metes la pata como el que más. Y es que seguimos atados a lo que nuestra memoria considera normal, a pesar de que no sea bueno que por muy habitual que nos parezca algo deba adquirir el rango de normalidad.

Hoy te he comentado que anteayer en San Mamés se dieron cita 48.121 personas para ver el partido en el que se jugaba el pase a las semifinales de la Copa de la Reina entre el Athletic de Bilbao y el Atlético de Madrid. Me has mirado con desdén y he sentido ‘tu mirá, clavá’ como una bala en el pecho de la canción de Rosalía.

–Papá, ¿y por qué es algo tan importante?
–Pues porque se ha batido el récord de asistencia a un partido de fútbol femenino.
–¿Y qué más da que sea un partido de hombres o de mujeres? Es un partido de fútbol, ¿no?­­­

Y es entonces cuando me doy cuenta de que tienes razón. De que a veces es noticia que lo anormal se convierta en noticia, cuando en realidad debería ser algo normal. Aunque hoy haya comenzado hablando de números, lo de menos es el resultado del partido. Lo importante es que algo está cambiando. El fútbol ya no es solo cosa de hombres. El futbol femenino también interesa y, afortunadamente, cada vez más. Y, además, a ti te molesta que se hagan distingos al hablar del fútbol femenino porque, aunque aún no sepas ponerle nombre a determinadas cosas, ya adivinas que hay una cierta condescendencia en el trato que este recibe.

Desde hace ya tiempo mantienes una lucha cuerpo a cuerpo con las matemáticas de la que, hasta la fecha, estás saliendo airosa. Gracias a este sordo combate, cada día tienes más asumido que los números te acompañarán hasta el fin de tus días. Y es que los números, ya sean naturales, enteros o racionales, responden a una de las primeras necesidades del ser humano: la de contar, medir y señalar la forma de todo lo que nos rodea para poder entender el mundo. Lo realmente triste es que cuando se junta el binomio mujeres y números nunca sea para nada bueno. Normalmente suele ser para recordarnos las cifras de la violencia machista, la desigualdad salarial o las cuotas de género.

Hoy, mientras escribo estas líneas, WordPress me recuerda que hace tres años que abrí esta ventana para contar nuestra historia. Historia de lo nuestro, como aquella película dirigida por Rob Reiner, protagonizada por Michelle Pfeiffer y Bruce Willis. Tú, mientras, estás escuchando a tu nuevo ídolo, Alfred García, uno de los participantes en el concurso OT 2017. Él también ha titulado su primer disco con una cifra: ‘1016’. Me cuentas orgullosa que el título corresponde al número que le pusieron en la pegatina cuando hizo el castin de Barcelona en julio de 2017.

Sereno mi mente y me enseñas un vídeo de un colectivo de mujeres indígenas que escalan los picos más altos de los Andes vestidas con sus trajes tradicionales. Se denominan ‘Cholitas escaladoras de Bolivia’, tienen entre 24 y 50 años y, bajo el lema ‘Querer es poder’, se dedican a escalar algunos de los picos más altos de los Andes. Hasta el momento han llegado a la cima de cuatro montañas, todas superiores a los 6.000 metros, entre ellas el Aconcagua (6.962 metros). Ahora, se proponen un nuevo desafío: escalar el Everest (8.848 metros). Nos miramos y flipamos en colores. Como sus trajes.

Cifras y más cifras, sondeos de opinión, números, intención de voto, porcentajes, tasa de desempleo… Decía Oliver Sacks que no hay ningún mecanismo en el cerebro que asegure el carácter verídico de nuestros recuerdos. De donde se deduce que nuestra memoria es siempre subjetiva. Vivimos bajo el signo del mito platónico de la caverna y, por eso, hemos de tener sumo cuidado con lo que transmitimos a nuestros hijos basándonos únicamente en nuestra propia experiencia. Porque nuestra memoria y nuestros conocimientos se construyen, sobre todo, gracias al intercambio. No olvides que la curiosidad es el primer paso para intentar entender la vida. Por eso, nunca dejes de soñar. Querer es poder. La imaginación es esa arma poderosa que te permitirá empezar de cero siempre que quieras.

Música: The Smiths (1986). There Is a Light That Never Goes Out. En The Queen is Dead. [CD y descarga digital]. Reino Unido. WEA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s