La culpa fue del reguetón

Los largos días del verano van tocando poco a poco a su fin. Y no te voy a negar que en el fondo estoy deseando que llegue pronto el otoño para ver si con él se enfría de una vez esta fiebre reguetonera que nos han contagiado sin saber ni cómo ni por qué. Lo diré desde ya para que nadie se llame a engaño: ¡Odio el reguetón que no paras de escuchar!

Los expertos aseguran que la música produce efectos maravillosos sobre nuestra salud física y mental. Así, se dice que la música alegra, calma, relaja, combate la tristeza y el estrés, al tiempo que alivia la ansiedad. También, si hacemos caso del acervo popular, la música amansa a las fieras. No dudo que haya estilos musicales que, como Orfeo, sean capaces de aplacar la furia de las fieras, pero tengo la sensación de que cuando oigo el reguetón que tú escuchas se despierta la fiera que llevo dentro. Si escuchar música influye en el estado de ánimo de los seres humanos, a mí escuchar reguetón me pone de un mal humor que no me aguanto ni yo. Aunque, a decir verdad, no tengo nada contra ese género musical bailable, pero sí contra sus letras. Además, no soporto a esos “artistas” con ese punto machito y un toque gánster que se consideran insaciables, sexualmente hablando, y ven a la mujer como un mero objeto sexual.

Las letras de las canciones y las imágenes de los vídeos de músicos como Bad Bunny, Pitbull, De La Ghetto, Daddy Yankee, Nicky Jam, J Balvin, Maluma o Enrique Iglesias, entre otros, tienen un contenido machista y misógino que exalta de manera explícita  la violencia contra la mujer. Además, en sus canciones son muy comunes las alusiones a las mujeres como objetos sexuales, donde la palabra “puta” es de lo más habitual. Ya en 2014, un grupo de estudiantes colombianos y la fotógrafa Lineyl Ibáñez realizaron una impactante campaña social titulada Usa la razón, que la música no degrade tu condición, en la que alertaban sobre el contenido de las letras del reguetón y el agravio que sufre la mujer en sus canciones.

Como padre me planteo como darle la vuelta a los mensajes que escuchas a diario para poder educarte en la igualdad. Lo único que me anima es que no estés captando el verdadero mensaje de la letra y te quedes únicamente con la música. ¿Por qué digo esto? Porque creo que muchos adultos tampoco lo pillan, o no quieren pillarlo. Percibo que los adultos y los educadores se sienten más a gusto mirando hacia otro lado argumentando que no es para tanto, que se trata tan solo de una moda pasajera.

Los defensores del reguetón argumentan que solo es música. Y en parte estoy de acuerdo, ya que ningún estilo musical es en sí mismo machista, sino que lo son las personas que lo interpretan. La única verdad verdadera es que las chicas no son propiedad de sus parejas, aunque lo hayamos escuchado hasta la saciedad en canciones de estilos tan diferentes al reguetón como La mataré de Loquillo, Every Breath You Take de The Police o Hey Joe de Jimmi Hendrix.

Así que, como prohibirte escuchar reguetón no tiene sentido –lo único que conseguiría sería el efecto contrario al deseado–, haré todo lo que esté en mi mano para que conozcas a intérpretes femeninas que se expresan en contra de la cultura machista, como Paquita la del Barrio, Ivy Queen, Lele Pons, Rebeca Lane, Ana Tijoux, Sara Hebe o, más en tu órbita, Pupil·les. Muy a mi pesar, mucho más no puedo hacer por el momento.

Anuncios

2 Comments

  1. Me gusta mucho este texto por una sola razón:
    La verdad
    En el mundo en el que vivimos ahora es difícil, aveces, expresar realmente lo que nosotros sentimos. Ya que habla de una cosa cotidiana como es la música. No se como el reggeton ha llegado a estos niveles tan altos.
    Estoy impaciente por saver cual será el próximo estilo de música, y también por leerme una de tus próximas històrias que tanto me tienen enganchado.

    Saludos

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola, Ovidi.
      Nunca sé cuál será la próxima historia que escribiré. Por más que intento buscar temas por anticipado para planificar medianamente su publicación, normalmente son los temas los que me vienen a buscar a mí. No te imaginas lo que me anima tu comentario para seguir escribiendo. Siempre intento escribir desde el corazón, tratando de expresar lo que pienso sobre cada tema que te trato. Conectar con gente como tú es la mejor recompensa posible. Abrazo enorme.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s